Maite Rubert | BLOG
1868
page-template,page-template-blog-large-image,page-template-blog-large-image-php,page,page-id-1868,theme-hazel,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.5,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Paisajes Imaginiarios

Comienzo a pintar la serie de Paisajes Imaginarios hace algo más de dos años, en 2020, cuando nos confinan en casa durante un mes y medio.
La añoranza de poder salir al campo y disfrutar de la naturaleza, más allá de mi vivienda, me inclina a evocar paisajes que se quedan en la memoria, idealizados y desdibujados por el paso del tiempo.
La perspectiva que utilizo es de abajo a arriba, como si estuviese tumbada en el suelo y con la hierba fresca en primer plano.
Los colores de estos paisajes son vivos, intensos, algo irreales, como vistos en sueños.
A día de hoy continúo pintando este tema como una necesidad de poder salir a los espacios abiertos sin miedo a nada. Como era todo antes. Porque vivimos en un tiempo convulso, difícil, con retos enormes como es gestionar la contaminación que provocan nuestras basuras y que tanto deterioran el paisaje. La presión que ejercemos sobre el planeta y sus recursos es insoportable. Ocho mil millones de humanos!!!!! La sociedad de consumo sin control, de usar y tirar, y el aumento progresivo de la población (en cincuenta años hemos superado el doble de los que éramos en los años setenta del siglo pasado) está acabando con esos paisajes que recordamos de nuestra infancia. Esos paisajes que mi mente va idealizando y que componen esta serie «Paisajes Imaginarios»

Nocturnos

En esta nueva serie , que engloba a su vez varias series, busco experimentar con el efecto de los colores sobre un fondo oscuro o directamente negro. Con lunas y estrellas, si se trata de paisajes, o simplemente con el fondo oscuro del que emergen formas cuyos colores tienen un comportamiento misterioso y translúcido.

Por otra parte el negro es un estado de ánimo donde prima la sobriedad, pero con el toque de color que supone un contrapunto a la melancolía.

¿Cómo se comportan los colores sobre fondos oscuros? Es un reto y una aventura que me propongo indagar para expresar de otra manera mis emociones.

Matisse, alegría, serenidad y plenitud

Matisse, que vivió  en una de las épocas más trágicas y convulsas de la historia, quiso transmitir en sus obras alegría, serenidad y plenitud. Sacó provecho de los movimientos artísticos del momento para lograr su propósito. Así , en ‘Lujo, calma y voluptuosidad ‘, obra pintada con la técnica puntillista, en la que transitó poco tiempo, sintetiza esa manera de ver la vida llena de color y espíritu vital. Frase suya será: ‘Lo que sueño es un arte de equilibrio, de pureza, de tranquilidad, sin motivos de preocupación o de inquietud, que sirve para todos los trabajadores intelectuales; tanto para el hombre de negocios como para el artista de las letras; un sedante, un calmante cerebral, algo parecido a un buen sillón que repone de las fatigas’.

.

Cuando termina el siglo XIX,  tiene treinta años. Los cincuenta y cuatro restantes los vive en el XX donde es testigo del desmoronamiento de una época y de la devastación  que provocaron las dos guerras mundiales.

.

Fue un hombre culto que viajó  incansable y asimiló todas las culturas plasmándolas en sus cuadros.

. Read More

Luces en la noche

Cuando tomamos imágenes de luces nocturnas con una cámara, al alejarlas del foco, se distorsionan y adquieren formas circulares y poligonales. En ese punto es cuando más me interesan. Las figuras que forman y los conjuntos de luces superpuestas, unido al cromatismo tan variado, me producen una atracción hipnótica que he querido trasladar a esta serie de obras.

Los fondos oscuros, igual que sucede con los castillos de fuegos artificiales, favorecen el resplandor centelleante, avivando los colores y su reverberación.

En la soledad de la noche las luces acompañan, distraen con su titilar y el rastro que deja su movimiento. Me gusta la noche en la ciudad, asomarme a la ventana y disfrutar de ese mundo luminoso que tiene vida propia y me sugiere historias misteriosas, fantásticas que acontecen tras sus destellos.

Esta primera serie la he realizado con pastel sobre papel Canson de tonos oscuros. Busco transmitir esas sensaciones que nos trae la oscuridad cuando comienza el baile de luces en la soledad o el bullicio de la noche.